Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El tema de la lactancia en público siempre ha tenido adeptos y detractores. Hay partes del mundo donde es común ver madres lactantes y nadie se fija si están amamantando, hay lugares donde la gente si se fija y no lo ve con buenos ojos y hay lugares donde la misma madre lactante por pudor o alguna otra consideración no desea ser vista amamantando y tiene todo el derecho. Lo que es raro, pero se ve, es que se prohíba la entrada a las madres que desean amamantar en los elegantes y espaciosos vestidores de mujeres de algunos clubes privados, con el dedo señalando un cartel que bien claro estipula la prohibición de menores en el recinto. También es raro, pero se ve, que existan argumentos que amparen prohibiciones de este tipo como: a algunas mujeres les da asco ver otras mujeres amamantando en la sala de estar del vestidor; si los bebés ensucian pañales, el olor molestará a las señoras; los bebés lloran e interrumpen el descanso de las demás”, etc. Y si, esto pasa en muchos clubes privados con elegantes y espaciosos vestidores de mujeres. Si bien estoy segura que la lactancia es el mejor alimento para un bebé, considero que cada cual hace como quiere y bien puede dar el pecho o no. Pero como dice L.A. Bloch: No hay nada más temible que la ignorancia en acción” y si la ignorancia atenta peligrosamente contra derechos fundamentales, estoy convencida que debemos defenderlos. Amamantar a un pequeño por parte de quien decida hacerlo donde decida hacerlo, es uno de ellos. Frente a la exposición diaria en los medios de mujeres y hombres desnudos o semidesnudos, la cual hace que estemos habituados a cierto grado de desnudez, es paradójico que de asco ver a una madre dando pecho (a la mayoría de ellas se les ve tan solo una porción de piel). O no se si lo que da asco es que un bebé amamante de una fuente que sea el pecho. El argumento del olor suena irrisorio cuando se trata de bebés amamantados exclusivamente, santos angelitos cuyos desechos no suelen oler (otra de las grandes ganancias que brinda la lactancia), máxime cuando a la mayoría se les limpia en el baño, tal como lo hacemos los adultos luego de ir al baño. Sobre el llanto, es difícil amamantar y llorar al tiempo y los bebés que tienen el restaurante abierto a su disposición no suelen llorar. Y ¿qué es más factible en un recinto de mujeres donde se hay un sofá con refrescos a disposición? ¿descansar o parlotear? ¿qué señales les mandamos a las madres cuando las enviamos a amamantar a otros lugares? ¿que la lactancia da asco o que nadie debe ver cómo se alimenta a un bebé del pecho?. El derecho a lactancia es un derecho fundamental. Se trata del derecho a la salud, el derecho a la alimentación. Los derechos fundamentales son irrenunciables y deben ser respetados, pudiendo llevarse a cabo en cualquier lugar donde el bebé lo necesite (lugar que no ponga en peligro el derecho a la vida o a la integridad física), sea un restaurante, un parque o un vestidor de mujeres (y qué mejor que un lugar así para las pudorosas). Por ello, todos debemos reconocer, promover y defender ese derecho. Esto quiere decir que cualquier cartel o señalamiento que prohíba a una mujer ingresar con un menor amamantado a un salón para damas o a cualquier lugar que no atente contra el derecho a la vida o a la integridad, va en contra de la constitución política y demás normas internacionales que amparan este derecho, normas que priman sobre disposiciones impuestas por clubes, juntas, señoras molestas con los olores y demás. Es deber de todos ayudar a que los bebés puedan recibir el mejor alimento; es deber de todos apoyar a las mujeres que dan el pecho (comenzando por las mismas mujeres).

(Visited 99 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Mi nombre es Valeria Calderón. Lidero el proyecto "AYU quiere a los niños" que nació para brindar información y apoyo sobre el fascinante mundo de la crianza con amor y en brazos, la maternidad y la lactancia. Soy abogada, doula y educadora prenatal, perinatal y postnatal. Trabajo desde hace varios años voluntariamente en espacios de apoyo madre a madre, manejo de contenidos y escribo artículos para empresas y campañas relacionadas con la maternidad y los niños. También dirijo una empresa de portabebés (www.babyayu.com), que brinda protección a la niñez, ayuda a mamás que se quedan en casa quienes los venden y a mujeres indígenas de Colombia. He tenido la feliz experiencia de llevar en brazos y amamantar a mis bebés, a quienes llamo "NIÑOS DE LECHE". Espero poder ayudarte en este hermoso camino de la maternidad, ¡para que tus pequeños siempre estén cerca de tu corazón y de tus besos! Puedes llamarme al cel. 3102295765, escribirme a [email protected], leer otros de mis artículos en www.nenesdeleche.com y hacerte fan de mi página en facebook. Todo el material de las publicaciones que se encuentran en esta pagina es suministrado para información general y no sustituye consejo médico o de otro profesional de la salud. Tanto el ABC del bebé como yo no nos hacemos responsables por cualquier diagnóstico realizado por algún lector basado en sus contenidos. Cuando tengas dudas sobre temas de salud, siempre consulta a un médico.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¡Volvemos a pintar huevos!!! Esta vez utiliza marcadores indelebles. Elige las princesas(...)

2

Por una gran amiga mía tuve la oportunidad de conocer a la(...)

3

Hoy vamos a hacer prendedores y aretes con forma de gato (puede(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar