Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La dulce espera llega a su fin y es ahora el bebé quien concentra las miradas de todos. Mientras tanto, la nueva madre se va adaptando a poco a poco a los cambios físicos y emocionales y agradece que la cuiden y la consientan, agradece la posibilidad de estar tranquila y de poder fortalecer el vínculo que la une con su bebé. Y llega el momento de las visitas, muchas de ellas bien intencionadas y con un ánimo de colaboración pero en ocasiones sin saber mucho cómo apoyar, o se aparecen con ayudas no muy bienvenidas a través de consejos y opiniones sobre la crianza, muchos de ellos basados en su criterio personal o en las propias experiencias con sus bebés. Algunas madres quisieran posiblemente un apoyo diferente, más parecido a solucionar una necesidad concreta, muchas preferirían no tener que sacar una lista para decidir en qué sería bienvenida la ayuda y otras solo quisieran recibir una cara amable que se limite a preguntar por el bienestar de su bebé y el de ella. Si eres uno de los posibles visitantes que además viene con la intención de hacer su aporte, aquí encontrarás unos consejos para que tu estadía sea placentera tanto para la nueva familia que visitas como para ti: 1. Averigua primero si la nueva madre desea que los visiten. 2. Cuando estés en el lugar, no esperes a que te atiendan y trata de que tu estadía sea corta, salvo que te pidan que te quedes un rato más si así lo deseas. Ni se te ocurra aparecer con síntomas de alguna enfermedad. 3. Si vienes con ánimos de ayudar y tienes una relación cercana, puedes ofrecer tu apoyo de varias maneras. Por ejemplo llevar algún alimento o interesarte porque la nueva madre tenga a su alcance algo para comer o para beber en el momento de tu visita, tomar en brazos al pequeño (si a la nueva madre le parece buena idea) para que ella descanse o tome un baño, entretener a otros niños si ella no es mamá primeriza, comprar la lista del mercado, llevar la ropa al lavadero y la loza al lava vajillas son aportes importantes que alivian la carga. 4. No todas las mamás son amigas de las visitas o que carguen a sus bebés, simplemente porque no lo desean o porque temen a las posibles enfermedades. Algunas incluso rodean su casa de tapabocas, desinfectantes en gel o carteles por toda la casa indicando ciertas medidas de higiene que hay que tener para acercarse al bebé, etc. Como posiblemente no sepas si la mamá es de las que disfruta que tomen en brazos a su hijo, sea de las que se siente obligada a tolerarlo pero se retuerza mientras el bebé está en otros brazos, o sea de las que directamente pida que no toquen a su bebé, tal vez quieras esperar a que sea ella quien ofrezca que la visiten o estando allá, a alzar o tocar al pequeño. 5. Las nuevas mamás son sabias y a través del vínculo con su bebé aflora su instinto maternal. No necesitan consejos salvo cuando los piden. La mayoría prefiere leer libros, meterse a internet y conversar con sus pediatras sobre temas de salud, o con sus amigas sobre temas de crianza. A veces ni si quiera escuchan a su propia mamá. Lo más probable entonces es que no desee los consejos de nadie diferente y es bueno permitirles encontrar sus propios caminos sin interferencias. Si eres de aquellos que necesitan aportar su contribución en el mundo de la crianza, trata por lo menos de hablarle con respeto sobre lo que has visto que le funciona a otras personas que han tenido un bebé. Y qué mejor que tu aporte sea a través de tus oídos atentos a escucharla o a proferir palabras de motivación y de felicitación por lo bien que cuida a su pequeño. El papel de una mamá que acaba de dar vida es fundamental; las mamás son el soporte de una sociedad sana y fuerte y por eso hay que cuidarlas tanto como se cuida a un bebé. Así, lo más probable será que las nuevas familias se consoliden con bases sólidas de soporte y cariño.

(Visited 92 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Mi nombre es Valeria Calderón. Lidero el proyecto "AYU quiere a los niños" que nació para brindar información y apoyo sobre el fascinante mundo de la crianza con amor y en brazos, la maternidad y la lactancia. Soy abogada, doula y educadora prenatal, perinatal y postnatal. Trabajo desde hace varios años voluntariamente en espacios de apoyo madre a madre, manejo de contenidos y escribo artículos para empresas y campañas relacionadas con la maternidad y los niños. También dirijo una empresa de portabebés (www.babyayu.com), que brinda protección a la niñez, ayuda a mamás que se quedan en casa quienes los venden y a mujeres indígenas de Colombia. He tenido la feliz experiencia de llevar en brazos y amamantar a mis bebés, a quienes llamo "NIÑOS DE LECHE". Espero poder ayudarte en este hermoso camino de la maternidad, ¡para que tus pequeños siempre estén cerca de tu corazón y de tus besos! Puedes llamarme al cel. 3102295765, escribirme a [email protected], leer otros de mis artículos en www.nenesdeleche.com y hacerte fan de mi página en facebook. Todo el material de las publicaciones que se encuentran en esta pagina es suministrado para información general y no sustituye consejo médico o de otro profesional de la salud. Tanto el ABC del bebé como yo no nos hacemos responsables por cualquier diagnóstico realizado por algún lector basado en sus contenidos. Cuando tengas dudas sobre temas de salud, siempre consulta a un médico.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Tengo la fortuna de trabajar en EL TIEMPO, Casa Editorial, desde hace(...)

2

Camila y Manuela acaban de perder a su abuela Bertha, una bella(...)

3

“Mi bebé no se llena con mi leche”;”mi leche no lo alimenta”;(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar