Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Experiencia de mamá

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Camila y Manuela acaban de perder a su abuela Bertha, una bella mujer que ayudó amorosamente a su crianza.

Mi hijo la perdió hace 5 años y aún le duele. En su momento, cuando tenía 11 años, me decía: “Por qué no me la prestan un ratico. Por qué no abren una ventanita en el cielo para estar con ella”.

La pérdida de un abuelo es una situación dolorosa y significativa que muchos, como padres, hemos tenido que vivir. Es un doble duelo, el propio y el del hijo.

¿Pero, que hace tan significativa esa presencia de los abuelos en la vida de nuestros hijos?

Los expertos coinciden en que los abuelos son doblemente padres, solo que no cargan con la responsabilidad de educar y criar a los hijos, sino que son más serenos y se convierten solo en referente de apoyo.

El papel de los abuelos se ha transformado tanto, que en muchas sociedades ya están hablando de pagarles una pensión por ese cuidado. Sin embargo, en esto hay tanto de ancho como de largo. Lo que sí es cierto, es que se ha demostrado, con estudios serios,  las ventajas de un niño que crece junto al amor de los abuelos, sus valores, sus historias, su ejemplo. De eso no hay duda.

Como bien lo explica una de nuestras asesoras de cabecera en temas de crianza, Annie de Acevedo, ser abuelo es una experiencia única.  Es diferente a ser padre. Con los nietos hay grandes dosis de amor pero pocas responsabilidades.  Es un afecto tranquilo que se puede disfrutar más intensamente.  Para los abuelos los nietos son su prolongación en este mundo.  Con ellos existe una profunda conexión genética.  Ver a los hijos repetir lo que aprendieron en casa también produce la grata sensación del deber cumplido.  Sentir que todos los esfuerzos que se hicieron con los hijos se perpetúan en los nietos es una satisfacción inmensa y es parte del legado importante que dejamos los seres humanos.

Por eso, cuando un abuelo se va, la muerte de ellos constituye un evento muy doloroso para los nietos, a cualquier edad.

Para el psicólogo Paulo Daniel Acero, especialista en trauma y resiliencia, la muerte de los abuelos es uno a los que se les da poco reconocimiento: “se espera que los niños los hagan por sus papás, sus hermanos. Pero lo que se desconoce es que, en muchas ocasiones, estos ocupan un lugar afectivo muy significativo para los niños, porque si bien, en muchas ocasiones, son cuidadores por tener esa mayor libertad de relacionarse con los nietos, se convierten en auspiciadores, cómplices, alcahuetas y eso hace que la relación sea de más afecto, de más confianza, incluso, que con los padres”.

Por eso, el tema de la muerte del abuelo o abuela no tiene por qué ser un tema vetado o tabú como lo fue en otros tiempos, cuando se le “escondía” el tema a los niños y se les hablaba de un “largo viaje del cual nunca volverían”.

Hoy, los especialistas son tajantes: hay que hablar del tema de la muerte con los niños, máximo cuando se trata de personas tan cercanas a su corazón y su diario vivir. Obviamente, teniendo en cuenta su edad.

De hecho, aconsejan que se les puede hablar de ello con ejemplos: como cuando murió una mascota, y de cómo y por qué las personas también mueren.

Ahora, la percepción y acercamiento hacia este tema depende de la creencia a nivel cultural, espiritual y familiar de los padres y su desarrollo mental y emocional.

Las pérdidas y, por tanto, el proceso de duelo, tiene relación directa con la fuerza del vínculo y la historia construida con el fallecido.  Un abuelo distante, poco afectivo, no tendrá el mismo impacto en el niño, que el de aquel abuelito cercano, presente en la cotidianidad, conectado afectivamente; y son esos vínculos los que determinarán si amerita una mayor o menos participación del niño en las ceremonias organizadas por la familia.

Eso sí, cuando es un abuelo presente, vital en la formación de nuestros hijos, el apoyo para poder elaborar ese duelo es fundamental. Y si se quiere, hay que vivirlo en conjunto. Mientras nosotros perdemos una madre o un padre, nuestro pequeño pierde su abuelo, y hay que vivirlo juntos. Es la única opción.

(Visited 6.325 times, 14 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Soy comunicadora social y periodista con más de 20 años de experiencia en temas relacionados con salud y educación. Actualmente dirijo ABC del Bebé. Me encanta aprender y compartir lo que sé e investigar lo que no sé sobre todo lo que tenga que ver con lo que más se ama en la vida: LOS HIJOS...

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Familia

    Cuando un abuelo se va

    Camila y Manuela acaban de perder a su abuela Bertha, una bella mujer que ayudó amorosamente a su crianza. Mi(...)

  • Familia

    ¿Nos equivocamos con nuestros hijos?

    Tengo la fortuna de trabajar en EL TIEMPO, Casa Editorial, desde hace varios años, y dirijo dos publicaciones sobre temas(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Camila y Manuela acaban de perder a su abuela Bertha, una bella(...)

2

Es muy fácil, necesitas: 2 cajas de huevos, vinilo blanco, pincel, témperas(...)

3

Tengo la fortuna de trabajar en EL TIEMPO, Casa Editorial, desde hace(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar